31 de octubre de 2008

Rumbo a Barcelona

En el momento en que publico estas lineas parto hacia Barcelona en un AVE, seguramente dormido porque anoche estuve en el concierto de Amaral en el Palacio de deportes de Madrid hasta bien tarde, para pasar un (espero) fantástico fin de semana allí disfrutando, principalmente, del Salón del Manga 2008, de sus preciosas calles y de las compañías que espero encontrarme por allí.

Y aquí dejo un adelanto de la guisa que pienso ir el sábado... no hace falta ser muy listo, ¿verdad?. Jajaja... ¡qué Friki estoy hecho!.


El martes supongo que comentaré qué tal ha ido la jugada... y mis encuentros con Finn, TT y Rafalet...

Un abrazo.

30 de octubre de 2008

A la reina no le van los gays

"Hay muchos nombres, pero no matrimonio"

"Puedo comprender, aceptar y respetar que haya personas con otra tendencia sexual, pero ¿que se sientan orgullosos por ser gays? ¿Qué se suban a una carroza y salgan en manifestaciones? Si todos los que no somos gays saliéramos en manifestación... colapsaríamos el tráfico. Si esas personas quieren vivir juntas, vestirse de novios y casarse, pueden estar en su derecho, o no, según las leyes de su país: pero que a eso no lo llamen matrimonio, porque no lo es. Hay muchos nombres posibles: contrato social, contrato de unión".

(Extraído de el diario El mundo)

Estas son las palabras de la Reina Sofía. Puedo aceptar casi todas sus palabras si lo miramos desde una perspectiva abierta, excepto una sola frase. Y esa frase es: ¿qué se sientan orgullosos por ser gays?.

A ver, ¿qué tiene de malo estar orgulloso por ser gay?. Es un orgullo innato, como puede serlo el ser español, madrileño, hombre, y un largo etcétera. Yo estoy orgullosísimo de ser gay, como de tantas otras cosas. Ser gay me define, es parte intrínseca de mi. Pero ser gay no me hace ser prepotente ni pensar que lo demás es aberrante. Es como si yo ahora voy y suelto que es una gilipollez que un madrileño esté orgulloso de ser madrileño, o un catalán orgulloso de ser catalán.

En cuanto a lo demás, pues bueno, me da un poco igual. A mi la palabra "matrimonio" me da más bien lo mismo, es solo una palabra. Que lo llamen como quieran. Pero por favor, si quiero unirme legalmente a mi pareja que no me digan que estoy montando un circo. Una boda heterosexual es también una de las cosas más circenses que he visto en mi vida, según en manos de quién caiga.

A mi lo que realmente me molesta de estas palabras es de la boca de la que proceden. Para bien o para mal, las palabras de la Reina de España son tenidas en cuenta por un montón de gente, y es un duro revés para lo que es una lucha por igualdad de derechos. Porque no nos engañemos, es así, y yo lo veo como tal. Equiparable a otras como la de la igualdad de sexo o raza. Y lamentablemente, aún hay mucha gente con falta de criterio propio o que necesita ser educada con todas estas cosas. Y habla de celebraciones y carrozas, pero lo que ella parece olvidar es que a los gays durante años se les ha pegado, castigado, traumatizado y matado. Es lógico que cada año, pese a que no esté de acuerdo en su totalidad, querramos celebrar a lo grande que eso ya no ocurre.

Así que mi respuesta a la Reina sería: Señora, a usted siempre la he respetado mucho como imagen del país y como embajadora pese a tener la firme creencia de que la monarquía es una institución caducada, pero palabras así no le hacen ningún bien. Yo, desde luego, pienso tenerlo muy en cuenta. Sin acritud, pero tenerlo muy en cuenta.

Por cierto, creo que estas palabras ya han levantado ampollas a lo grande...

Un abrazo.

Destino

Creo en el destino. Sí, lo afirmo rotundamente, creo en el destino y en que el libre albedrío de las cosas y del control de nuestras propias vidas está supeditado a algo por encima de nosotros.

Pero ojo, que cuando digo que creo en el destino, lo hago con ciertos matices. Asegurar que existe el destino es algo atrevido y casi indecente, pero sí creo sin dudarlo que todo lo que nos pasa en la vida tiene una razón de base. Como decía el Neo de Matrix (siempre digo que las frases más sabias proceden de los sitios más inconcebibles), No creo que exista el destino porque soy dueño de mi propia existencia. También creo en eso (¡qué incoherente!).

Pero no cabe duda de que las cosas que nos ocurren, buenas, malas, muy buenas o terribles siempre desembocan en un fuerte cambio dentro de nosotros, y no seríamos en el momento presente quienes somos si no fuera por esas cosas de esas cosas.

Por tanto, siempre (al menos yo) llego a la siguiente conclusión: cuando la tormenta ha pasado, siempre agradezco haber sobrevivido a ella. Soy mejor y más fuerte.

En mi vida me he visto obligado a asumir esta creencia como método de supervivencia. Siempre bajo la siguiente premisa: el pasado es pasado, y el futuro es incierto. ¿Realmente podíamos haber cambiado las cosas que ocurrieron?. ¿Realmente podemos cambiar el futuro?. Es totalmente imposible, tanto lo uno como lo otro. Y yo soy quien soy hoy en base a todas las cosas que me han venido pasando en mis años de vida, eso es un hecho certero: muchas experiencias terribles han acabado revelándose como positivas a posteriori, y las que no lo han hecho me han dado unas lecciones de vida que ya van conmigo a todas partes.

Por tanto, sí: el destino existe siempre bajo esa perspectiva, premisa y punto de vista. ¿Y qué gano yo creyendo en esto?. Pues que cada vez que tengo que pasar por una situación potencialmente difícil o directamente dura, tengo siempre presente que debo tener paciencia y ver en qué desemboca. Que todo sucede por una razón, y que antes o después seré capaz de verlo.

Quizá sea un método más de autoconvencimiento, pero hasta el momento y en todos mis años de vida adulta, este pensamiento se ha revelado como una de mis armas más poderosas para combatir el devenir de las desgracias, especialmente en una persona como yo que tiende a ver las cosas con el vaso medio vacío.

Hoy me quiero despedir con una canción-homenaje, una canción muy especial para mi por muchas razones. Es Into the west, de Annie Lennox, tema principal de El Señor de los Anillos: El retorno del Rey. Lloro cada vez que la escucho...




Reposa
Tu dulce y cansada cabeza.
La noche cae,
Has llegado al final del viaje.
Ahora duerme,
Y sueña con aquellos que vinieron antes:
Te llaman,
Desde una lejana orilla...

¿Por qué lloras?
¿Qué son esas lágrimas que asoman en tu rostro?
Pronto verás
Que todos tus miedos se habrán ido.
A salvo, en mis brazos,
Tan solo duermes.

¿Qué puedes ver en el horizonte?
¿Por qué te llaman las blancas golondrinas?
A través del mar, emerge una pálida luna.
Los navíos han venido para llevarte a casa.

Y todo se convertirá
En cristal plateado.
Una luz sobre el agua.
Todas las almas deben pasar.

La esperanza se desvanece
Hacia el mundo de la noche.
A través de las sombras que caen,
Fuera de todo cómputo del recuerdo y el tiempo.

No digas
Que hemos llegado al final.
Las costas blancas te llaman.
Tú y yo volveremos a encontrarnos.
Y estarás aquí, en mis brazos.
Simplemente durmiendo.

Los navíos grises cruzan
Hacia el Oeste.


Un abrazo


28 de octubre de 2008

Condolencias a Jennifer Hudson y su familia

Me resulta muy macabro que hace tan solo unos días dedicara un post a la cantante y actriz Jennifer Hudson, que me gusta mucho desde su debut en la película Dreamgirls, felicitándola por el exitoso lanzamiento de su primer disco, porque el viernes pasado ella y su familia vivieron un drama que no le deseo a nadie en absoluto.

El viernes pasado, la madre y hermano de Jennifer Hudson aparecieron muertos, aparentemente asesinados. El responsable parece ser su ex-cuñado, que actualmente se encuentra detenido. Pero además, la tragedia crece a causa del descubrimiento hace pocas horas de un tercer cadáver: su sobrino de siete años, Julian King.

El cadáver de Julian fue encontrado en un coche. Al parecer, le mataron de un disparo. Sé que estas tragedias suceden en todo ámbito y constantemente, pero no por ello dejan de resultar menos dramáticas. Me parece horrible que algo así pueda suceder y no imagino el dolor que debe estar pasando la familia ante este espantoso crimen.

Así que, desde aquí, me gustaría mandarle mi pésame a la familia Hudson, aunque sea una tontería.

Un abrazo.

27 de octubre de 2008

Poseidón, el Rey de los Mares

Bueno, ya era hora: ya tengo al grandísimo Rey de los Mares, Poseidón. Es decir, su versión Myth Cloth de Saint Seiya.

La armadura de este es simplemente sensacional, fantástica, preciosa. Un cromado increíble, un acabado perfecto y todos los detalles que le caracterizan (capa, tridente). Hay una versión deluxe de este Myth Cloth que he optado por no comprarme porque su precio era exagerado en comparación con la diferencia respecto a este. Pero la verdad, estoy encantado con él. Y es que luce como el Dios que es (¿se nota que le tenía ganas?).

Algo más sobre Poseidón (o Neptuno), según la Wikipedia: En la mitología griega, Poseidón o Posidón (en griego antiguo Ποσειδῶν) era el dios del mar, así como de los caballos y, como «Agitador de la Tierra», de los terremotos. El nombre del dios marino etrusco Nethuns fue adoptado en latín para Neptuno (Neptunus) en la mitología romana, siendo ambos análogos a Poseidón. Las inscripciones en lineal B muestran que Poseidón fue venerado en Pilos y Tebas en la Grecia micénica de finales de la Edad del Bronce, pero fue integrado en el panteón olímpico posterior como hermano de Zeus y Hades. Poseidón tuvo muchos hijos y fue protector de muchas ciudades helenas, aunque perdió el concurso por Atenas contra Atenea. Le fue dedicado un himno homérico.

Al tener a Poseidón, ya tengo la colección completa de los siete generales marinos (de izquierda a derecha: Crisaor, Kraken, Sirena, Dragón de los mares, Escila, Hipocampo y Limnades, con Poseidón en el centro). Como aquí se ve muy peque, invito a ver la foto en alta resolución para que veáis lo bonitos que son.

Ahora solo falta completar las sagas de Asgard y Hades, pero actualmente ya estoy contento: tengo todos los Myth Cloth de mis sagas favoritas de la serie, la de los Caballeros de oro y la de Poseidón.

Un abrazo.


Operación Palillo #12


23 de octubre de 2008

Trailers de pesadilla

El miércoles fui a ver la película Tropic Thunder, aquí maravillosamente llamada Una guerra muy perra, que aunque tiene unos momentos de absoluta y total brillantez (¡Esos trailers iniciales, esos chistes cinéfilos, ese Tom Cruise!) me pareció en su conjunto bastante mediocre. Pero ver la película no me resultó un pesar (lo pasé muy bien de hecho), sino tener que tragarme una colección de trailers antes de la película que casi me hacen abandonar la sala antes de empezar esta. ¿Empezamos?

1. Disaster Movie

No tenían bastante. Epic Movie, Scary Movie, Sup...madre Movie, Casi 300... y ahora este engendro. Cuando vi a Carrie Bradshaw pelearse con Juno a lo Zohan, ya tuve bastante trailer. Tiene pinta de ser un megabodriazo de proporciones mastodónticas, solo comparable al vomitivo trailer de Dragonball que vi hace unos días. ¡Y que alguien mate a Carmen Electra, por el amor de Dios!.

2. Superfumados

Casi parecía uno de los trailers falsos de Tropic Thunder... ¿Superfumados?. La película del (a mi gusto) correcto Seth Rogen rezaba en su publicidad De los creadores de Supersalidos, nos llega... Superfumados. ¿Quién demonios pone los títulos a las películas en este país?. Estoy hasta las narices de películas que adquieren su nombre por recordar a otras. Aterriza como puedas -> Atrápalo como puedas -> Espía como puedas, Princesa por sorpresa -> Papá por sorpresa, Los padres de él -> Los padres de ella -> La boda de mi novia -> Los amigos del novio... ¡Y ninguna película se llama así!. Esta se llama Pineapple express en su título original. La irá a ver el director y su abuela. Yo, desde luego, no.

3. Hermanos por pelotas

Sí, no es broma la foto que pongo ahí arriba. Esta comedia protagonizada por los ¿cómicos? Will Ferrell y John C. Reilly, llamada en USA simplemente Hermanastros y aquí por arte y gracia del país cañí por excelencia Hermanos por pelotas tiene en su versión española el atractivo añadido (y más que publicitado en el trailer) de las voces de Santiago Segura y Florentino Fernández. Y esto, sinceramente, me superó de manera excesiva.

Ya me resultó doloroso escuchar al papanatas (al que no soporto) de Santiago Segura en esa maravilla que es Monstruos S.A., y aunque Flo quedaba muy bien doblando al Dr. Maligno de Austin Powers o, más recientemente, al Poo de Kung-Fu-Panda, la verdad es que tampoco se sale. Pero cuando vi este trailer, pensé que los tiempos del doblaje de School of Rock con la acertadísima (nótese la ironía) elección de Dani Martín para doblar a Jack Black habían vuelto. ¡QUÉ HORROR!. ¡Actores de doblaje profesionales, REBELAOS contra los doblajes de famosillos de turno!. ¡Os están no solo robando el trabajo, sino también la dignidad!

Y tras esta colección de galerías del horror del séptimo arte (que le hacen parecer el arte underground), comenzó la película. Menos mal que no siempre es así...

Un abrazo.

22 de octubre de 2008

Estudiando para el Noken

Ya que ayer me animé a explicar la creación de mi programa de apoyo al estudio de Japonés, hoy me ha dado por contar cual es el método que estoy siguiendo para estudiar para mi próximo examen del Noken de nivel 3.

Como ya he contado en más de una ocasión, llevo estudiando japonés más o menos en serio desde hace año y medio, poco antes de visitar el país Nipón. Me inició en plan colegueo mi amigo Alex, que me dio las primeras nociones de gramática y me enseñó a leer Hiragana y Katakana así como algunos Kanjis. Lamentablemente se marchó a Alemania, pero ahora con su vuelta hemos podido retomar un poco este asunto, aunque ya de modo diferente. Además, Alex a diferencia de mi ya lleva muchos años estudiando (está en sexto de la escuela oficial de idiomas).

Este año he recibido clases en una academia privada y he estudiado también mucho por mi cuenta. Graciasa Tokio-先生 (lamentablemente fallecida) y a mi ahora amiga Asako (麻ちゃん para los amigos), he avanzado una barbaridad en este terreno, pero el japonés no es un idioma fácil. Aún soy un principiante muy principiante capaz solo de componer frases sencillísimas, eso si no me falta el vocabulario necesario.

Pero soy una persona de retos y, aunque al examen que debería presentarme es el de nivel 4 por el tiempo que llevo estudiando, me veo perfectamente capaz de hacerlo al de nivel 3. Porque aunque no lo apruebe (y hay muchas posibilidades de que esto ocurra), el esfuerzo que estoy realizando para dar lo mejor de mi va a dar los frutos necesarios para que, en caso de no superarlo (aunque alguna esperanza tengo), el año que viene lo haga sobradamente.

Pero dejémonos de coñazos (como los de Rajoy) y vamos a la metodología que utilizo para estudiar, algo que hago a diario en mi lugar de trabajo durante los descansos para comer (me traigo la comida y gano mucho tiempo para hacerlo):

1. Los libros oficiales del Noken

Imprescindibles. Simplemente son fantásticos. Los compré en Amazon Japón a un precio irrisorio y son la piedra angular de mis estudios. Lo malo: están en inglés. Es decir, en japonés con la traducción correspondiente a inglés. Algo que, por suerte, para mi no supone un problema. Estos libros tienen una organización perfecta en cuanto a contenido y poseen ejercicios a mansalva. Como ya digo, comprarlos es algo casi esencial.

2. ¡¡Escribir, escribir, escribir!!

Ah, ¿que ya sabes leer Hiragana y Katakana?. ¡Enhorabuena!. ¡NO ES SUFICIENTE!. Aprender a escribir tanto los Kana con soltura y los Kanjis es algo ESENCIAL. Así que intento escribir todo lo que puedo: desde frases que me encuentro en los libros del Noken por el simple placer de coger velocidad, hasta hacerme plantillas con ciertas transparencias (idea de Alex, por cierto) para escribir los Kanji que más me cuesten varias veces, y así aprenderme bien el orden de trazos y coger soltura.

3. Resumenes y Tests

Con los libros del Noken, hago todos los tests que puedo. Hay muchos, largos y abundantes por cada lección gramatical. Así que los fotocopio (para no estropear el libro original) y los hago una vez me he estudiado la parte correspondiente. Después, y con el ordenador, me hago un resumen que repasaré más adelante. En la foto de arriba está mi resumen de conjugaciones temporales de sustantivos y adjetivos.

4. ¡¡Leer, Leer, Leer!

Escribir y leer es de lo más útil que uno puede hacer cuando está aprendiendo japonés, aunque no lo comprenda del todo. Ayuda mucho, muchísimo a tomar velocidad en todos los sentidos. A estas alturas, yo leo y escribo perfectamente Hiragana y Katakana, aunque aún leo a una velocidad ridícula. También leo muchos Kanji ya (una vez aprendes, es mucho mejor que el puñetero Hiragana, es como ver dibujos). Pero hay que leer constantemente. Para ello, lo mejor es un buen Manga, que como está destinado a todos los públicos hay Furiganas por todas partes (traducción: ayuda fonética para los que no sabemos leer Kanji). Leo cada día, aunque sea un ratito. En las fotos de arriba y abajo tenéis las mismas páginas en japonés y castellano del volumen 12 de uno de mis mangas favoritos: Death Note.


5. Noken Master by Dani

Hale, vamos a presumir de programa. Pero sí, lo cierto es que estoy orgulloso de esta pequeña maravilla que me he currado: como ya dije en el día de ayer, con él repaso y juego a aprender Kanji y Vocabulario acorde a mi nivel. Con dedicarle un ratito al día basta, incluso cuando se tienen 5 minutos viene de vicio ponerse a jugar con él.

6. Nintendo DS + Kageyama Method

La Nintendo DS se ha revelado como una utilísima herramienta de aprendizaje japonés. Mi favorito es el Kageyama Method, con el cual, sin exageraros lo más mínimo, he aprendido a escribir todos los Kanji obligatorios, los casi 2000 que hay. Y lo más importante: no te pasa ni una a la hora de evaluar el orden de tus trazos. Y claro, poco a poco ya le he cogido el truquillo. Otra cosa es que recuerde cómo eran los Kanji, pero escribirlos, los sé escribir. Al margen, se pueden hacer exámenes de vocabulario. Lo malo es que está pensado para japoneses y, claro, es mucho más difícil que los niveles del Noken. Pero insisto: es utilísimo por no decír imprescindible para aprender a escribir de manera natural los ideogramas japoneses.

7. iPhone + Kanji Flip

En la Apple Store he comprado por poco dinero (algo más de dos euros) una aplicación llamada Kanji Flip (en inglés) para el iPhone, que es parecido al programa que he hecho. Consiste en escoger un nivel de dificultad del Noken (están todos), y saberse el Kanji que aparece en pantalla antes de darle a mostrar la respuesta. Además, también inserta vocabulario vinculado al Kanji y permite la introducción de nuestro propio vocabulario. ¡Y lo puedo usar en cualquier momento, lo tengo siempre a mano!.

8. Ver películas

¡Estaba en la vista de Fudge!

Sí, llamadme Freak, pero no veáis qué divertido resulta ver las películas de ハリーポター en japonés. He puesto en la imagen los subtítulos en japonés para que se vea que este es el idioma que uso, pero normalmente los pongo en castellano, así como con cualquier película o serie de Anime que vea (Hula Girls, Death Note, Fullmetal alchemist, películas de Ghibli... por poner algunos ejemplos recientes). Los Blu-Ray de algunas películas incluyen el japonés entre sus idiomas, y además como la resolución es tan alta, leer sus subtítulos con los Kanji complejos es una delicia, al contrario que el DVD. Y ayuda mucho a la comprensión fonética japonesa, nada sencilla a veces (aunque en España no nos podemos quejar con esto).

Y hasta aquí hemos llegado, señores. Esto es lo que hago con caracter diario para preparar mi examen. Creo que no puedo quejarme: si suspendo, no será porque no le he puesto empeño.

Por cierto, hoy es el cumpleaños de mi queridísimo Jose. ¡Felicidades, precioso!.

Un abrazo.

21 de octubre de 2008

The Noken Master project

Al margen de ser un relativamente nuevo estudiante de japonés (con la tontería, ya llevo año y medio dandole al idioma nipón), lo que soy en primer lugar es programador informático. Eso es lo primero y más esencial. Así que, ¿por qué no aprovechar mi talento para estudiar japonés si tengo la posibilidad de hacerlo?.
Dicho y hecho: en los últimos dos meses me he currado en mi tiempo libre una aplicación en Visual Basic .NET de lo más simple pero útil: el Noken Master. Su función no podría ser más sencilla: testear los conocimientos del estudiante como si fuera un juego tanto en Kanjis como en Vocabulario. Estaba harto de libros y aplicaciones en internet que sí, son muy numerosas pero no abarcan todo lo que yo quiero o no están integradas. Este programa no solo me ofrece lo que yo busco, sino que puedo expandirlo y ampliarlo a mi gusto cuando me de la real gana, que es lo que estoy haciendo. Esto es una beta, al fin y al cabo, pero de momento me vale.

El apartado de Kanjis funciona así: en las opciones de arriba seleccionamos el nivel de dificultad (los cuatro niveles del Noken), pudiendo mostrar solo los de un nivel o varios. Solo nos muestra el Kanji, y nada más. Tenemos que saber qué significa el Kanji que estamos viendo antes de darle al botón de mostrar respuesta. Al darle, nos muestra su significado y diferentes lecturas, así como un cuadro vinculante del vocabulario que se puede escribir con ese Kanji. Y vuelta a empezar. Podemos ver los Kanjis en modo aleatorio o en orden. Y oye, con la tontería te los aprendes. Y además tienes una buena idea de cómo emplearlos en palabras completas en vez de solo aprenderte su concepto. Por ejemplo, el Kanji de arriba, 空 (Cielo, Vacío) puede componer palabras como Aeropuerto, Aire, Vaciarse, etc.

La parte del vocabulario es muy parecida, pero también más variada: no solo permite seleccionar entre palabras aleatorias o en orden, así como en niveles de dificultad, sino que también permite seleccionar el tipo de vocabulario que queremos repasar: expresiones, verbos, adjetivos, sustantivos, gramática y sufíjos o contadores. En primer lugar se nos muestra la palabra escrita como debe escribirse formalmente (es decir, con Kanjis si es el caso, como en la palabra de arriba). Al darle al botón de respuesta una primera vez, se nos muestra su pronunciación fonética en Kana y Romaji (se supone que debemos saberlo antes de darle), y al darle una segunda vez se nos muestra su significado. Y seguimos con la siguiente palabra. En el ejemplo de arriba, tenemos la palabra 地下鉄 (chikatetsu - Metro), que se compone de los Kanjis de Suelo, Debajo y Hierro. Curioso, ¿verdad?.

Estos apartados se consideran un juego: se juega todo el tiempo que uno quiere y el reto es saber tanto el vocabulario como los kanjis que se nos muestran. Y oye, funciona. He aprendido una cantidad descomunal de vocabulario con este programa hasta la fecha y lo que aún me queda.

¿Y de dónde saco el vocabulario?. Bueno, pues del listado oficial de vocabulario a aprenderse por nivel según el JLPT. Las palabras y su desglose las he introducido todas a manita una a una en una base de datos ACCESS. De momento, solo las de los niveles que me interesan, es decir, 246 Kanjis y 1.333 palabras en total. No he visto en este trabajo, que me ha llevado bastantes horas, un suplicio, sino una oportunidad más de aprender y memorizar. Y ha merecido la pena. Vaya que sí.

Esta es una de mis herramientas de estudio y uno de mis proyectos más interesantes relacionados con el japonés que tengo en marcha. Más adelante, tengo pensado ampliar el programa mediante un Quiz de posibles respuestas y preguntas, y añadir un apartado de preguntas gramaticales, así como la posibilidad de guardar y salvar puntuaciones. Al margen, claro está, de incluir los kanjis y vocabulario de los niveles 2 y 1. Pero claro, despacio y con buena letra que no dispongo de tanto tiempo.

¿Qué os parece la idea?. Merece la pena, ¿verdad?.

Un abrazo.


20 de octubre de 2008

Tú no te das cuenta


Todo lo que soy,
lo que digo,lo que doy,
lo que fui,lo que sere
esta en tus manos y pies ,
te enteras de algo ya o que.

Todo cuanto di,
cuando rei,
cuando senti,
cuando perdi,
cuando gane.

Te lo regalo con mi piel.
abre los ojos de una vez.

Tu en mi planeta,
yo tua luna de Madrid,
Tu mis canciones
yo las cuerdas para ti.

Porque tu no te das cuenta,
que me la vida en ti,
Porque tu no te das cuenta,
que yo vivo entorno a ti,
me tienes aquí.

Todo mi dolor,mi alegria e ilusion ,
mis deseos, mi intecion
yo te doy hasta mi voz
mis sueños y mal humor.

Todo mi cajon
yo te lo doy con decision,
lo que guarde,lo que tire,
yo te regalo mi razon
mil besos y todo la accion.

Tu mi planeta,
yo tu luna de Madrid.
Tu mis canciones
yo las cuerdas para ti.

Porque tu no te das cuenta,
que va la vida en ti,
porque tu no te das cuenta,
que giro entorno a ti,
y que me tienes aquí.

Tu mi planeta,
yo tu luna de Madrid.
Tu mis canciones
yo las cuerdas para ti.

Porque tu no te das cuenta,
que va la vida en ti,
porque tu no te das cuenta,
que yo giro entorno a ti,

Porque tu no te das cuenta,
que va la vida en ti,
porque tu no te das cuenta,
que yo giro entorno a ti,
y que me tienes aquí.

Porque tu no te das cuenta,
que va la vida en ti,
porque tu no te das cuenta,
que yo giro entorno a ti,
y que me tienes aquí.

Operación palillo #11


16 de octubre de 2008

Tenía tanto que darte



Prometo guardarte en el fondo de mi corazón
Prometo acordarme siempre de aquel raro diciembre
Prometo encender en tu día especial una vela
y soplarla por ti...
Prometo no olvidarlo nunca

Tenia tanto que darte
Tantas cosas que contarte
Tenia tanto amor,
guardado para ti...

Tenia tanto que darte
Tantas cosas que contarte
Tenia tanto amor,
guardado para ti...

Camino despacio pensando volver hacia atrás,
No puedo en la vida las cosas suceden no más...
Aún pregunto que parte de tu destino se quedó conmigo,
Pregunto que parte se quedo por el camino

Tenia tanto que darte
Tantas cosas que contarte
Tenia tanto amor,
guardado para ti...

Tenia tanto que darte
Tantas cosas que contarte
Tenia tanto amor,
guardado para ti...

Tenia tanto que a veces maldigo mi suerte..
A veces la maldigo...
Por no seguir contigo...

Tenia tanto que darte
Tantas cosas que contarte
Tenia tanto amor,
guardado para ti...

Tenia tanto que darte
Tantas cosas que contarte
Tenia tanto amor,
guardado para ti...


Hace un año...
Hace dos años...
Hace tres años...

15 de octubre de 2008

Está pasando

Foto: Telecinco

Vivimos en un país en el que, honestamente, la televisión es una puta bazofia. Perdonad por el lenguaje, pero ese va a ser el tono de mi texto que a continuación se va a desplegar. Y es que hay tantos, tantos programas espantosos por unos u otros motivos que no acabaríamos nunca, desde Gente de TVE (que yo denominaría como Crímenes rurales + Caspa) pasando por asquerosidades como La noria, los programas de tertulianos que no tienen ni el graduado escolar, hasta un larguísimo etcétera que comprende concursos de baile protagonizado por una panda de vagos que hacen el payaso y nosotros les mantenemos por hacerlo, programas de debates manipulados hasta el exceso, o reality shows desfasados de encefalograma plano (me da igual que sean de gente encerrada en una casa o de famosos de quinta fila en una isla desierta). Y ojo, que tampoco estoy diciendo que me pase el día viendo documentales de la National Geographic ni el Pasapalabra. Hablo, sobre todo, de ética y moralidad.

No soy un carca; entiendo que el mundo actual se debe regir por la libertad de expresión, pero es que esa es precisamente la barata y manida excusa que utilizan programas como el que dan título a este post para divulgar sus excrementos por nuestros hogares.

Y es que ya está bien, hombre. Está pasando es el clarísimo ejemplo de que todo respeto hacia los mínimos de la educación y la decencia ética directamente están en niveles negativos. Ha tenido mucho competidores, muchísimos y muy buenos (Tómbola, Aquí hay tomate, Dolce Vita, etc) pero nunca jamás había visto un programa tan amarillista, sensacionalista, absurdo, asqueroso, indecente, ridículo, canalla, difamador, repelente, vomitivo y mierdero como este. Todo en él es de juzgado de guardia: presentadores (el tirantes y la estirada), "colaboradores" (ese Jaime Peñafiel, que mejor no os digo dónde le mandaba), reporteros... y hasta el equipo técnico.

Creo sinceramente y con el corazón en la mano que un programa de estas características es todo un peligro público, un cáncer maligno que puede extenderse por todo nuestro país y dejarlo enfermo crónicamente. Un programa que nos enseña los dudosos valores de la mentira, la difamación, la falsedad, el rumor cotilla malévolo como la moneda de cambio, la superficialidad. Y practica junto con los otros programas que he mencionado el noble arte de la Subnormalización, el intentar convertir a la gente que lo ve en personas con menos seso, menos raciocinio, más marionetas, los perfectos paletos. Porque no nos engañemos: ese es su objetivo.

Hace poco, este estercolero putrefacto en forma de programa ha denunciado a la cadena La Sexta por emitir en exceso sus imágenes en el programa Sé lo que hicisteis. Yo no alabo tal práctica ni defiendo por parte de estos que lo hagan, pero opino que Sé lo que hicisteis son los únicos que diariamente pone a esta gente en el sitio que le pertenece: en el del bochorno y ridículo más absoluto que indudablemente merecen, y más. Y por otra parte, si tanto les ponen será por algo. Porque telecinco es una fábrica de zurullos a nivel industrial. Tal cual es.

Deberíamos todos manifestarnos en contra de semejante despropósito. Está claro que, si vamos en esa dirección, este país va a convertirse en todo un ejemplo a seguir de lo peor que que puede sacar el ser humano.

Y podríais pensar que exagero porque no es más que un simple programa de televisión. Pues no; tan solo tenéis que verlo cualquier día para daros cuenta de lo que estoy hablando.

Un abrazo.

14 de octubre de 2008

Debut de Jennifer Hudson

Bueno, le ha costado pero ya tiene su propio disco: la vozarrona de Jennifer Hudson, ex-triunfita de American Idol y ganadora de un oscar por ser lo único que merece la pena de ese semi-fracaso de versión cinematográfica del musical Dreamgirls. Ya comenté en su momento lo mucho que me había gustado en esta película y mi alegría tras su victoria en los oscars.

A mi me parece que esta muchacha tiene una voz realmente fuera de serie, y no entiendo cómo fue expulsada de mala manera del programa a las primeras de cambio. Yo no tenía ni idea de quien era cuando vi Dreamgirls, y tras escucharla cantar temas como I am changing, Move, One night only y, sobre todas las demás, la hiperimpresionantísima I am telling you I am not going me quedé encandilado con su poderío vocal.

Me alegro de que el disco lo haya sacado mucho después del éxito que le supuso el Oscar (muy merecido, a mi gusto), porque se lo ha tomado con calma. Y aunque lo he oído poco, me gusta lo que he escuchado. No falta el temazo que ya he mencionado de Dreamgirls, pero es que además está producido por bastantes personas de muy diferente índole. El single presentación, Spotlight, es bastante soso y comercial, pero me gusta mucho. Es R&B suave del bueno, y tampoco deja en mal lugar la fuerza que puede sacar su garganta.

Os dejo con el video. Espero que os guste tanto como a mi.

Un abrazo.

13 de octubre de 2008

Spain... on the road again



Me encanta ver esta preview del documental de varios episodios sobre España, sus ciudades y su gastronomía que estará presentado entre otros por la guapísima Gwyneth Paltrow. Y es que lo siento si a alguien no le parece bien, pero esta chica me encanta. Lleva tanto tiempo demostrando lo mucho que le gusta España que se merece todo mi afecto.

Gwyneth Paltrow, por si no lo saben algunos, estudió aquí en España de adolescente en Talavera de la Reina, Toledo, y sabe hablar español perfectamente (miento, la verdad es que comete errores típicos de alguien que no lo habla a menudo: género, tiempos verbales, etc, algo muy comprensible) con un acento que me deja bastante sorprendido. Si no, solo tenéis que ver qué bien se lo pasa diciendo que va a ganar 10 kilos en el viaje mientras se toma un chocolate con churros.

Personalmente, creo que esta miniserie dirigida a los estadounidenses para promover el turismo Español y la propia cultura española es muy bueno, y porque está tratado desde un punto de vista ameno y cercano. La propia Paltrow, embajadora de todo esto, dijo que le resultaba imposible decir que no a recorrer España y hablando de sus sitios y gastronomía, la cual adora (exceptuando el jamón serrano, que la nña se nos hizo vegetariana).

A ver si lo sacan en España, que me llama mucho la atención. ¡Tiene una pinta estupenda!.

Un abrazo.

Operación Palillo #10



9 de octubre de 2008

Versalles

En mi pasado viaje a París en julio no mencioné un lugar excepcional, y lo hice porque este merece un comentario aparte: Versalles, ciudad-pueblo cercano a la capital francesa, mundialmente conocido por albergar el famoso palacio que fue la residencia de los reyes durante los siglos XVII y XVIII, destacando entre ellos Luís XIV, XV y XVI, además de la consorte de este último, la tristemente recordada María Antonieta. Hogar también de los Delfines y de muchos otros célebres personajes, muchos eventos históricos se celebraron aquí, siendo el más conocido el Tratado de Versalles de 1919 que puso fin a la primera guerra mundial en la magnífica sala de los espejos del castillo.

Pero dejémonos de historia y veamos el impresionante castillo junto con los descomunales, preciosos, increíbles jardines que se extienden detrás de él.

Ir a Versalles supone una media hora en cercanías desde el centro de París. Es muy fácil llegar, y desde la estación sólamente hay un pequeño paseo hasta el castillo, ya que es el único atractivo real de este lugar. Las colas son enormes, y hay muchos aprovechados que te venden tours guíados a precios desproporcionados. Mi consejo: llegad pronto. Nosotros solo tardamos dos horas en entrar...

Dentro ya del castillo, lo que más merece la pena de este es la indescriptiblemente hermosa sala de los espejos que ya he mencionado. El nivel de ostentuosidad del castillo a nivel general es desmesurado, excesivo, absolutamente abrumador. Se nota que los reyes de Francia vivían en el lujo más absoluto. Incluso hoy en día es algo que quitaría el hipo a cualquiera. Aunque, honestamente, no creo que merezca la pena pagar el dinero de la entrada (y mucho menos hacer tanta cola) para ver el castillo.

Lo que realmente impresiona de Versalles (y ojo, que el castillo pese a lo que acabo de decir es fantástico y recomendable) son sus jardines, los más grandes que he visto en mi vida, y los más cuidados y estilizados. En verdad me recordaron mucho a la Granja de San Ildefonso de Segovia pero a lo bestia.

La foto de arriba solamente muestra el comienzo de los jardines. De ahí en adelante hay kilómetros y kilómetros cuadrados de cesped, caminos, arbustos, fuentes, estatuas y un lago artificial donde se pueden alquilar barcas. También están las estancias donde residió María Antonieta (que no fuimos a ver, estábamos derrotados). Estos jardines son de acceso libre y gratuíto, y de hecho lo que más va a hacer la gente allí es pasar un día en el cesped, de picnic o a hacer bicicleta o footing. Y la verdad, lo entiendo perfectamente: es una localización perfecta para estos menesteres.

Si queréis pasarlo bien y tenéis tiempo de sobra en vuestra visita a la ciudad del amor, no lo dudéis: Versalles es vuestro sitio.

Un abrazo.

8 de octubre de 2008

¡¡Pero qué JORROR!!!


Menuda MIERDA de canción que me saca la Montero como primer sencillo de su disco en solitario. Mira hija, que me has gustado mucho durante tu etapa orejera, pero sacar una canción así como primer sencillo de tu disco debut tras la que has montado, me parece un suicidio comercial. Qué cosa más plana y sosa, qué producción tan cutre (ese ritmo monótono de guitarra lo toco hasta yo), y esos arrebatos folklóricos en medio de la canción sin venir a cuento...

En fin, que mucha suerte...

Un abrazo.


7 de octubre de 2008

Siguiendo series

Sigo muchas series. Creo a veces que demasiadas para lo que puedo dar de sí. Lo bueno es que no estoy atado a horarios, es decir, que las veo cuando me da la gana, en las dosis que quiero o puedo, y sin publicidad. Por eso me lo puedo permitir. Lo siento, no me va el producto nacional en este sentido. España está tan plagada de series cañís, culebrones lerdos y copias malas de las que voy a mencionar ahora que, la verdad, se me quitan las ganas. Ojo, no quiere decir que ninguna me guste o haya gustado: añoro 7 vidas y me gusta lo cutregamberra que es Aida, su spin-off, por poner algún ejemplo. Pero la TV de Estados unidos lleva unos años ya en estado de gracia con unas series increíbles (unas más, otras menos, y otras con altibajos de guión). Y por tanto, aquí listo las series USA que estoy siguiendo (no necesariamente en orden de preferencia).


LOST (PERDIDOS)


La mejor, mi favorita, la que me tiene enganchado como una droga. LOST es un auténtico prodigio imaginativo y tiene una historia hipnotizante, atractiva y francamente emocionante. Las desventuras de unos supervivientes de un accidente de avión en una extraña isla que ya lleva cuatro temporadas en activo y que aún tiene dos por emitirse (con final ya cerrado), es todo un fenómeno de masas en USA. Y no me extraña. Cada episodio (salvo alguno suelto por ahí) es mejor que el anterior, y cada temporada mejora a la predecesora (bajo mi punto de vista). Imprescindible.


PRISON BREAK


La empecé a ver hace poco, unas tres semanas, pero ya me he tragado casi las tres primeras temporadas, estando actualmente la cuarta en activo. Me la recomendaron varias personas y, oye, tenían razón: qué serie tan adictiva e interesante. El nivel decrece a partir de la tercera temporada, bajo mi punto de vista, porque fuerzan demasiado la cuerda al intentar mantener a la serie bajo lo que se supone que es: una fuga de una carcel. Aún así, el guión es excelente, cada capítulo te deja con el corazón en un puño, y tiene un montón de ingredientes del mejor cine de espionaje y acción. Lo único malo (aparte de algunas subtramas ridículas como la del Portorriqueño y su Maricrus) es el protagonista Wentworth Miller, que interpreta a Michael Scofield, el tío más caracartón que he visto en mi vida. Es como Keanu Reeves con parálisis facial, y no exagero. Aún así, eso no me impidió tragarme la segunda temporada en 2 días capítulo tras capítulo y sin poder parar hasta altas horas de la mañana. Muy, muy pero que muy recomendable y adictiva.


UGLY BETTY (BETTY)


Ya dije hace poco que la frescura que tenía esta serie me dejó perplejo, el cómo el transformar una idea tan simplona como la telenovela original podía convertirse en una comedia tan deliciosa como esta, y una sátira tan bestia del mundo de la moda. Estoy viendo ya la tercera temporada de Ugly Betty, y lo malo de haber visto todos los capítulos a toda leche es que te das cuenta de la de fallos que tiene su guión. Es como Mujeres desesperadas: empiezan a dejar cabos sueltos vete tú a saber donde y nunca vuelven. Además, la serie resulta tan redundante en su planteamiento que, pese a que sigue teniendo unos momentos de brillantez increíbles, empieza a ser cansino. Y aún así, me encanta seguir viéndola. Siempre te ríes en cualquiera de sus capítulos, aunque solo sea por lo carismáticos que son todos sus personajes.


BROTHERS & SISTERS (CINCO HERMANOS)


Esta serie debería llamarse más bien Familia de pijos borrachos cotillas, porque lo que hacen es estar todo el día pegados al móvil mientran beben cantidades industriales de vino y cotorrear sobre la vida de los demás. Se trata de una tragicomedia de una familia superguay de Pasadena con sus secretos y mentiras, que se desata a raíz de la muerte del padre. No falta ni un solo topicazo americano: cuernos, hijos secretos, divorcios, hijo drogadicto y ex-militar en Irak, otro que es gay, hija ultraconservadora, etc... la verdad es que la serie es un culebrón disfrazado de mucho estilo, aunque tiene momentos hilarantes. El comienzo de la tercera temporada es una auténtica parodia de sí misma y de esa imagen de familia perfecta entrañable que se necesita sobre todas las cosas. Y aunque solo sea por ver a una fabulosa Sally Field en un papel que le sienta como pez en el agua, ya merece la pena verla. Bueno, y por ver a Calista Flockhart y a Rob Lowe hacer de pareja.


DESPERATE HOUSEWIVES (MUJERES DESESPERADAS)


Aunque odie reconocerlo, aún sigo enganchado a las pijas supervagas amas de casa de Wisteria Lane en la que es ya su quinta temporada. Tras una primera temporada brillante, la serie empezó con un vaivén de desnivel que empezó a preocuparme. La segunda temporada fue correctita, y la tercera una auténtica bazofia (que sin embargo tiene el mejor capítulo de toda la serie hasta la fecha, el mítico Bang del cual ya he hablado en alguna ocasión). La cuarta temporada me devolvió la ilusión gracias a la inclusión del fresco, divertidísimo y divino personaje de Katherine Mayfair, interpretado por Dana Delany, que evidentemente se ha acabado confirtiendo en un personaje fijo. Y ahora, la serie se mueve entre dos extremos peligrosos: lo mismo ves un capítulo que te parece una jodida obra maestra y todo un ejercicio de ingenio, capaz de hacerte reir a malsalva o incluso llorar, como darte auténtica vergüenza ajena. Ah, y hay que agradecerle a esta serie que exista aunque sea solo por ya clasicazos personajes como la divina Bree VanDeKamp/Hodge o Lynette Scavo, interpretadas por las divinas Marcia Cross y Felicity Huffman. Por cierto, ¿he dicho que mataría salvajemente a los personajes de Susan y Gabrielle?.

Ah, algo importante: la quinta temporada pega un giro tan bestia a la serie que me ha dejado perplejo. ¡¡Esto sí que es renovar por completo!!.


GREY'S ANATOMY (ANATOMÍA DE GREY)


En el momento de escribir estas líneas, estoy más que dispuesto a dejar de ver esta serie en su comienzo de quinta temporada. Ayer ví los dos primeros capítulos de esta y, sinceramente, toda esperanza de que la serie empezar a remontar de nuevo se han ido al traste. Qué serie tan patética es en lo que ha derivado Grey's Anatomy tras sus dos primeras y brillantes temporadas, emocionantes como pocas he visto nunca. Tras la marcha de Addison, el mejor personaje de la serie de lejos, todo se ha ido a la basura. Los personajes de esta serie se han convertido en parodias de sí mismos, planos, ridículos, estereotipados, y sus problemas existenciales son de niñatos de tercero de la ESO. A Meredith Grey y a su hermanita Lexie me las cargaba sin piedad, lo mismo que el estúpido personaje de Christina o George O'Malley. ¡Qué lástima, con los buenos momentos que me hizo pasar con sus primeros capítulos!. Así que adiós al folleteo de grey, donde más que un hospital, lo que tenemos ahí es un prostíbulo y un montón de salas de psiquiatría de mercadillo (a veces roza lo ridículo el cómo los pacientes y los médicos hablan tan alegremente de su vida privada). Si me pasa algo, por favor, que NO me lleven al Seattle Grace.


HÉROES


De todos es sabido mi pasión por los superheroes, y concretamente por los X-Men, de los que soy seguidor desde mi más tierna infancia, y siempre me ha parecido realmente interesante todo el mundo de dilemas morales y existenciales que atormentan a estos seres dotados de poderes que los sitúan por encima de cualquier humano corriente. Héroes es una vuelta de tuerca y un homenaje a ese mundo, tomando como base un montón de personas que descubren que tienen un poder especial. Estos poderes son los típicos: invulnerabilidad, parar el espacio-tiempo, volar, leer la mente, volverse intangible, inteligencia sobrehumana, transformar sólidos en líquidos... y un largo etcétera. Desde ese punto en adelante, tenemos un supervillano y una serie de organizaciones secretas y/o milenarias que entran en juego para empezar un guión que, hasta la fecha, ha sido interesante pero muy irregular (y maltratado por la huelga de guionistas del año pasado). La tercera temporada ya ha comenzado y, de momento, pinta muy pero que muy bien. Y aunque sea solo por ver a Masi Oka haciendo de su encantador Hiro Nakamura, ya merece la pena. ¡Que siga por mucho tiempo esta maravilla de serie!.


Ah, y ya sé que debería ver Dexter, A dos metros bajo tierra, House, Bones y CSI, pero es que señores, ya está bien. ¡¡No tengo tanto tiempo!!.

Un abrazo.


6 de octubre de 2008

Marco, de los Apeninos a los Andes


Hace unos días Guido publicó en su blog, a modo de copia, la frase Estoy más feliz que Marco tras encontrar a su madre (aunque no sé qué significa esto). A ver, yo entiendo que en Alemania y Holanda no se sepa quien es Marco pero... ¡¡No puedo permitirlo!!. Marco es un legado de la humanidad.

Marco o De los Apeninos a los Andes es una serie de dibujos animados japoneses del año 1976, basada en un relato de Edmundo de Amicis que data de 1886, y que cuenta la historia de un pobre niño Italiano que viaja desde Génova hasta Argentina para buscar a su madre, que había tenido que emigrar para encontrar un empleo como sirvienta. Al final, acaba encontrándola e indirectamente salvándole la vida al devolverle la ilusión de vivir. Este reencuentro fue tan emotivo que todos aún tenemos lágrimas en los ojos al pensarlo. Y de hecho, gracias a Youtube dejo a todo el que quiera volver a vivir ese mágico momento la posibilidad de hacerlo.



Tras esta serie se encuentra Isao Takahata, que es co-fundador del Estudio Ghibli junto a Hayao Miyazaki y es uno de los grandes de la animación nipona, habiéndo dirigido obras de culto como Heidi o Ana de las Tejas Verdes, la obra maestra La tumba de las luciérnagas, o siendo productor de maravillas como El castillo en el cielo y Nausicaa, el valle del viento.

Como véis, Marco es muy conocido, ¿verdad?.

Un abrazo.

Operación Palillo #9



5 de octubre de 2008

Ventiocho

"La vida solo se comprende mirando hacia atrás, pero se debe vivir hacia delante"

En el momento en que estas líneas son publicadas, yo seguramente esté durmiendo o, en su defecto, estaré tomándome unas copas para ¿celebrar? ¡sí, celebrar! que en este instante hace ventiocho años llegué al mundo en la maternidad de la calle O’Donnell de Madrid, el 5 de octubre de 1980.

Este año no quiero extenderme con una superparrafada como he hecho en anteriores ocasiones (y que podéis leer en los flashback que tengo publicados en este mismo post al final), sino hacer un pequeño inciso en lo que suelo hacer cuando llega esta fecha: reflexionar sobre mi propia evolución, en vez de valorar los hechos y situaciones vividas en este tiempo, tarea por otra parte nada fácil de realizar, ya que el progreso interior de una persona está estrechamente ligada a esas vivencias que tiene conforme avanza su vida. Pero lo intentaré, no obstante, con mayor o menor éxito. Y si es posible, sin dramas añadidos (como los azúcares de los zumos).

He estado releyendo mis post de los últimos tres años, a los cuales ha seguido mi propia memoria regocijándose en ellos y en todo lo que ha podido alcanzar yendo mucho más atrás. Y he llegado a la conclusión de que es una estupidez intentar mirar con nostalgia al pasado. La nostalgia es un sentimiento hermoso pero que atrapa y hiere como un cuchillo a menos que sepamos mantenerla a raya.

Veréis, es que yo soy una persona normal, corriente, sencilla, de barrio, y con una serie de virtudes y defectos que forman parte de mi desde que nací, aspectos de mi que no han variado un ápice en naturaleza, aunque sí en la forma en las que los vivo. Supuestamente, e insisto, supuestamente, las personas vamos limando nuestros puntos débiles y fuertes, y acabamos por ser mejores en esas cosas que no dominamos poco a poco. Bien, pues estoy de acuerdo pero con una serie de puntualizaciones.

15 años atrás, veo a un Dani que, sinceramente, no sé quien es. 10 años atrás, empezó a tener consciencia de sí mismo. 5 años atrás, ya era la persona que deseaba ser. En este punto, su evolución se había completado.

Cuando comencé a vivir mi vida adulta descubrí que no había llegado a una meta, sino que era entonces cuando empezaba la vida. Y a día de hoy aún lo pienso: yo nací cuando cumplí los 19 años. Es triste pensarlo de ese modo aunque de todo lo anterior tengo muchas cosas de las que enorgullecerme.

Y entonces, el recién nacido, es decir, yo, empecé a moverme por el mundo. Y como cualquier persona, me he dado golpes, he reído, sufrido, amado, llorado, amargado y he estado en el cielo. Lo que cualquier persona, vaya. He aprendido mucho de mí mismo, de la gente que he tenido alrededor y la que aún tengo cerca de mi, los que han estado siempre y los que han llegado hace poco. Y no reniego de nadie, para bien o para mal. Como bien queda escrito, reflejado y patente en la película Olvídate de mi, las vivencias de cada uno de nosotros son imborrables por una causa: nos convierten en quienes somos. No se debe renegar de tu propia vida, de lo que eres.

Toda esta parrafada para llegar a la siguiente conclusión…

Hoy cumplo 28 años en este mundo y comienza mi año número 29. Aunque quede excesivamente ególatra, debo decir que me enorgullezco de mi evolución, en general, pese a ciertos errores tremebundos que he cometido en el camino. Sin ganas de autojustificación, el único secreto para poder seguir adelante, seas quien esas, es quererte a ti mismo por encima de todo lo demás. Ojalá pudiéramos hacerlo todos los días. Y yo, hoy por hoy, me quiero. No siempre ha sido así. No siempre lo es.

Y sí, ha sido un año estupendo, mucho mejor que los dos anteriores. Con diferencia.

Un abrazo.


2 de octubre de 2008

Escribiendo en japonés en Windows

Mucha gente me pregunta que cómo hago para escribir en el ordenador en japonés. Y la verdad, no tiene ningún misterio, solamente hay que aprenderse un par de cosillas y, eso sí, hay que saber un poco del idioma si se quiere escribir correctamente. En todo caso, desde que llevo aprendiendo este complejo idioma a nivel escrito y como buen informático que soy, he adquirido una velocidad considerable a la hora de manejarme con el ordenador y el japonés, y alternarlo con el castellano. Solamente hay que practicar un poquito.

A continuación voy a explicar cómo se usa el japonés sobre Windows. A alguno le interesará, digo yo. Vale el 98, el 95, el Vista... da exactamente lo mismo, se usa exactamente igual. Aunque en estas capturas me baso en Windows XP.

Lo primero, y muy importante, es instalar las fuentes japonesas y el teclado IME (en cristiano: la posibilidad de ver caracteres japoneses y una segunda disposición de teclado aparte del castellano). Para ello nos vamos al Panel de control, concretamente al apartado Configuración regional y de idioma.


Aquí dentro nos vamos a la pestaña Idiomas y le damos al checkbox Instalar archivos para los idiomas de asia oriental. Al aceptar, nos advertirá de que ocupa 230 Mb y es posible que nos pida el CD de instalación de Windows. También es posible que nos pida reiniciar, pero debemos decir que no porque aún tenemos que incluir el teclado. Reiniciaremos después.


En la misma pestaña de Idiomas, le damos al botón Detalles y nos aparecerá una disposición de tipos de teclado que tenemos instalados. Normalmente está el Español (internacional) y el americano. A mi el teclado americano o inglés me la trae al fresco, así que lo quité. En esa ventana pulsamos Agregar y nos aparecerá la siguiente ventana, sonde simplemente deberemos escoger el idioma japonés, tal y como aparece en la imagen.

Tras esta acción, la entana de Idiomas nos debería aparecer del siguiente modo:

Antes de salir (y reiniciar), deberíamos pulsar el botón Barra de idioma y asegurarnos de que está marcada la opción Mostrar la Barra de idioma en el escritorio, como aparece en la siguiente imagen.


¡Voila! Ya podemos tanto leer textos en japonés (adios a los tediosos cuadraditos que aparecen cuando no está instalado) y escribir en él. Si os fijais en la barra de tareas al lado del reloj, tenemos la barra de idioma minimizada. Por defecto aparece ES, y podemos cambiarlo a JP clickeando sobre ella. Pero mi consejo es que aprendáis desde cero a hacerlo con el teclado, pues alternarse entre los dos idiomas es lo que deberéis hacer si queréis coger fluidez. Por tanto, para cambiar de teclado castellano a japonés y viceversa apuntaos la siguiente combinación: ALT + Mayúscula. Haced la prueba e id alternando.

La cosa no termina ahí: el teclado IME tiene varios tipos de Input o entrada de texto. Por defecto, aparece el Direct Input, que escribe en letras románicas (las nuestras) de un modo un tanto raro. Hay que escoger el Hiragana o el Full-width Katakana para escribir en japonés. El primero es el silabario fonético general japonés, mientras que el segundo es el equivalente para extranjerismos. Desde el teclado es fácil: con el teclado JP seleccionado, se pulsa ALT + Tab. Veréis cómo va alternando el Input entre Hiragana y Katakana. Si no, siempre tenéis la opción de hacerlo manualmente seleccionando el Input Mode en la barra de idioma, como se puede ver en la siguiente imagen. Ojo, que esto solo sale cuando estamos en algún editor de texto.

Pues hala, vamos a escribir en japonés. Abrimos, por ejemplo, el Microsoft Word (o el Block de notas, o el que sea...) y seleccionamos el teclado JP y el Input Mode Hiragana.

Escribimos, tal cual lo digo, WATASHI (Porque los japoneses, pese a tener la posibilidad en su teclado de escribir directamente con caracteres Hiragana, lo hacen igual que nosotros en general). Nos aparece lo que vemos arriba, los tres caracteres del Hiragana (WA - TA - SHI). Podríamos dejarlo así si nos diera la gana, y pulsando Intro lo confirmaríamos. Pero WATASHI (Yo - Formal) se escribe con un Kanji, así que lo que tenemos que hacer es pulsar la barra espaciadora y veremos que nuestro WATASHI se convierte en esto:
Esto es lo correcto. Este es el Kanji (ideograma) para WATASHI, así que pulsamos Intro y confirmamos la palabra. El japonés funciona así: se escribe fonéticamente y luego se "listan" las posibilidades ideogramáticas que tiene lo que acabamos de escribir. Se debe confirmar que es lo que hemos escrito con un simple Intro. Cuando se le coge el tranquillo, se escribe a toda velocidad. Cuando pulsamos la barra espaciadora una sola vez, nos aparece la posibilidad más probable, y casi siempre acierta (como el caso que nos ocupa), pero podría ser otra cosa. Pulsando la barra espaciadora dos veces en vez de una nos aparecería lo siguiente:

Un listado con todas las posibilidades de WATASHI escrito fonéticamente. En este caso tenemos cuatro opciones: El Kanji de YO (1), dejarlo fonéticamente en Hiragana (2), Escribir Entrega (es lo mismo que Watashi, pero tiene distinto Kanji) (3), o escribirlo en Katakana (4). Como ya he dicho, lo que queremos es la opción 1, pero podría ser que no porque no y punto. Imaginad, por ejemplo, que queremos hacerlo todo en Hiragana porque es para niños... pues escogemos la opción dos y punto.

Hacemos lo mismo con el resto de las palabras. Arriba, WATASHI NO NAMAE (Nombre). Como en el caso anterior, podría tener varios significados o querer escribirlo en Katakana porque nos da la gana. Si seguimos así, escribimos una frase completa. Y luego pulsamos ALT + MAY y la escribimos en castellano. El resultado:

Escrito en Romaji, lo de arriba pone:

Watashi no namae wa Dani desu. Konnichiwa!.
Kore wa "Boku no chiisai kangae" burogu no entori desu.
Doozo yoroshiku onegai shimasu.

Como véis, hay una mezcla de silabarios. Sustantivos como nombre (namae) o reflexiones (kangae) están escritos en Kanji, mientras que palabras extranjeras como Dani, Blog (burogu) o Entrada (entori) están en Katakana, y el resto en Hiragana o Kanji mezclados. Todo eso se cambia mientras escribimos con las opciones de la barra espaciadora al escribir.

Tenéis que apañaros para escribir signos de puntuación, comillas, etc, buscando la tecla equivalente, pero es solo hacerlo unas cuantas veces. Veréis que es solo cuestión de práctica.

Como véis, no tiene demasiada complicación, ¿verdad?. ¡Pues hala, a practicar se ha dicho!.

Un abrazo.

読むをありがとうございます。